Raíces y alas


Raíces y Alas es un proyecto artístico sobre la memoria de los vecinos y vecinas de Polígono Sur. Pretende impulsar la creación de una biblioteca humana (living library) que, en esta edición , se centrará en historias acerca de los orígenes, las llegadas, el día a día de las personas, sus recuerdos, costumbres, anécdotas, etc. como eje del trabajo. 

 

En sucesivas ediciones, tiene vocación de conformar un mapa etnográfico colaborativo que considere a las personas como principales protagonistas del paisaje sonoro, narrativo, social y paisajístico del barrio.

 

La metodología de trabajo es la siguiente: dos o tres jóvenes forman equipos de trabajo tras una formación previa. A continuación, se organizan los círculos de historias, compuestos por vecinos y vecinas del barrio que actúan como donantes de historias. En cada círculo, un joven cumplirá la función de facilitador. Es decir, acompañado por sus compañeras y compañeros de equipo, promoverá el diálogo y la participación de los donantes a través de la creación de  un ambiente seguro y de confianza donde los participantes puedan expresarse con libertad.

 

Esa es precisamente la finalidad de la formación inicial que los jóvenes reciben antes de reunirse con su respectivo círculo: adquirir técnicas que les permitan actuar como facilitadores de la comunicación, así como recursos y dinámicas destinadas a favorecer la evocación y el recuerdo. Por ejemplo, el uso de fotografías, objetos personales, música, el relato de sus propias historias, etc.

 

Posteriormente, los jóvenes recibirán una formación artística para trabajar con las historias donadas y representarlas mediante distintos lenguajes creativos como la narración oral, teatro, literatura, etc. Esta creación podrán contener distintos fragmentos de todas las historias, únicamente la historia de una persona, o sencillamente servir de inspiración para inventar una nueva historia ficticia pero basada en hechos reales. En cualquier caso, siempre se respetará el anonimato.

 

Una vez que la historia esté re-elaborada, volverá a convocarse el círculo de historia original con el objetivo de que los donantes sean los primeros en escuchar el relato y los jóvenes puedan recibir su aprobación de modo que la historia sea validada y legitimada antes de ser expuesta al público.

 

Por último, las historias serán presentadas en una biblioteca humana, es decir, un lugar en el que jóvenes se convertirán en “libros humanos” y representarán o adoptarán por un día las historias como propias.

 

Dicha exposición tendrá lugar a mediados de Octubre en Factoría Cultural. Esta innovación social busca la transformación del barrio, creando nuevas narrativas que profundicen en los aspectos positivos y humanizadores de la imagen estigmatizada del Polígono Sur, partiendo de las realidades legítimas de los habitantes del barrio.