Escuela de circo


El circo social es una estrategia de intervención social que está basada en la enseñanza práctica de las diversas disciplinas circenses (malabares, acrobacias, aéreos, equilibrios, clown, etc.).

 

La práctica de las técnicas circenses y la representación de obras de circo creadas por los propios participantes, conlleva de forma inherente al desarrollo de la creatividad, la perseverancia, el esfuerzo, la autoestima, el trabajo en equipo, la superación y el autocontrol del riesgo entre otras actitudes, en definitiva, al desarrollo personal, social y cultural de los participantes.

 

El objetivo de esta escuela de circo en Factoría Cultural es utilizar las herramientas que nos proporciona esta disciplina para intervenir con los menores y adolescentes más vulnerables y en situación de riesgo social y exclusión. Los mismos que actualmente se “enfrentan” a Factoría, contribuyen a agujerear la fachada a base de pedradas y no tienen acceso o interés hacia otras actividades que suceden ahora mismo en el barrio.

 

La primera edición estuvo organizada por el Festival Circada en colaboración con Factoría Cultural.