P de Partida

Se trata de una pieza de teatro-danza que pone movimiento a las experiencias de muerte y resurrección en diferentes ámbitos vitales: el existencial, el laboral, el amoroso.

Aprovechando el descanso en camerino, cuatro artistas apuestan sus locuras al azar y se preparan para ejecutar el gran número final antes del gran número final: un viaje de ida y vuelta en el que dialogan con experiencias de las que se ven incapaces de salir, arrastrados en un eterno retorno. Son Sísifos de color, condenados a subir sus piedras hasta la cima para luego verlas rodar otra vez. Una maldición que se revive todos los días de función y que les obliga a reencontrarse noche a noche, en mitad de la partida, en el punto de partida.