'Clasicismo: De París a Viena'. Orquesta de Cámara de Bormujos

ORQUESTA DE CÁMARA DE BORMUJOS

ALBERTO ÁLVAREZ, dirección / MATTHEW GIBBON, contrabajo

Clasicismo: De París a Viena.

CHEVALIER DE SAINT-GEORGES (1745-1799): Sinfonía nº 2, op. 11, en re mayor / J. B. VANHAL (1739-1813): Concierto para contrabajo y orquesta en re mayor / F. J. HAYDN (1732-1809): Sinfonía nº 59, en la mayor

ORQUESTA DE CÁMARA DE BORMUJOS. MADE IN SEVILLE

La Orquesta de cámara de Bormujos (OCB) es actualmente una de las orquestas profesionales camerísticas (de 14 a 32 músicos aproximadamente) más activa de Andalucía Occidental. Desde sus inicios, en 2016, la OCB está captando la atención tanto del espectador receptivo de todas las edades como del melómano más selecto. Con esa compleja premisa, la OCB intenta aportar siempre una programación equilibrada y original. En ella se incluye tanto obras del repertorio general como piezas muy poco o nada escuchadas en la actualidad, pertenecientes sobre todo al periodo del Clasicismo. Por esto último, esta orquesta ha tocado obras no habituales en tiempos modernos de compositores como P. Wranitzky, A. Gyrowetz, A. Salieri, M. Kraus, etc., siguiendo criterios interpretativos, aunque con instrumentos modernos. No obstante, esta orquesta no quiere encasillarse solo en el estilo clásico-pre romántico, sino que también toca piezas de épocas posteriores.

La OCB trabaja con entusiasmo cada programa que realiza, contando con instrumentistas de altísimo nivel. A su vez, son bastantes músicos los que solicitan frecuentemente actuar como solista en la OCB. En ese sentido, músicos de incluso fuera de Andalucía o España quieren tocar con la OCB. Los miembros que conforman la OCB son la mayoría profesores de Conservatorio, y muchos han tocado (o tocan) en importantes orquestas, sobre todo las orquestas institucionales de Andalucía. Bastantes de ellos tocaron con la OJA o la JONDE en sus antiguas etapas de formación. También suelen colaborar algunos músicos de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla.

Los medios de comunicación y el público en general están siendo cada vez más atraídos por la labor cultural y educativa que propone la OCB dentro y fuera de su provincia. Desde casi sus orígenes, la OCB tiene anualmente una programación estable en el Auditorio de CEU (Bormujos), llenándose éste habitualmente. En esos conciertos, los niños y niñas de 3 a 12 años tienen la posibilidad de estar en un taller de música mientras se realiza el concierto, para la comodidad de sus padres o tutores.

La idea tanto del director como de los miembros de la OCB es la de intentar conmover y cautivar a la audiencia en cada momento mediante propuestas de calidad.