Los santos inocentes

Miguel Delibes / Javier Hernández-Simón

Teatro

Sábado 26 (20.00 h)
Domingo 27 (19.00 h)

Duración 90 min
Precio de 4 a 21 euros

Dirección Javier Hernández-Simón
Adaptación Fernando Marías y Javier Hernández-Simón
Intérpretes Javier Gutiérrez, Pepa Pedroche, Fernando Huesca, Yune Nogueiras, Marta Gómez, Luis Bermejo, José Fernández, Raquel Varela y Jacobo Dicenta
Iluminación Juan Gómez-Cornejo e Ion Anibal 
Escenografía y cartel Ricardo Sánchez Cuerda
Vestuario Elda Noriega (AAPEE)
Música y espacio sonoro Álvaro Renedo
Ayudante de dirección Daniel Alonso de Santos
Producción GG Producción escénica y Teatro del Nómada
Coproducción Carallada!!, AJ Claqué, María Díaz Comunicación, Mardo, Juan Carlos Castro, Saga Producciones y Diodati se mueve
Con el apoyo de Comunidad de Madrid, Ministerio de Educación Cultura y Deporte-INAEM, Centro Cultural Paco Rabal, Ayuntamiento de Madrid-Distrito Tetuán y Teatro Calderón de Valladolid
Agradecimientos Federación Madrileña de Caza

Cuatro décadas después de su escritura, el susurro de Azarías –“Milana bonita”– sigue emocionándonos y encerrando en dos palabras una fotografía en blanco y negro de una España anclada en el pasado. Miguel Delibes supo retratar la desgracia de los desfavorecidos en Los santos inocentes, un amargo alegato a favor de la gente sencilla y una crítica a los señoritos que hacían de ellos meros objetos de los que disponer. 

Historia de una familia de guardeses casi analfabetos y miserables en la finca de una familia noble, regresa a los escenarios en esta nueva producción dirigida por Javier Hernández-Simón que acerca la historia a la España actual. Sus protagonistas son creaciones que resisten el juicio de los años. Personajes trágicos y poderosos en los que Fernando Marías y el propio Hernández-Simón, adaptadores de la pieza, intuyen el rostro de una sociedad que se resiste a desaparecer. Seres que aquí tendrán las voces de Javier Gutiérrez, Luis Bermejo, Pepa Pedroche o Jacobo Dicenta. 

En palabras de Fernando Marías, “hemos visto en Azarías rastros de héroe anómalo, un silencioso corazón grande y mucha lucidez en Régula, la maldad impune de Iván, que todo lo daña y todo lo hiere y todo lo quiere matar como si disputara una carrera frenética contra sí mismo... Paco, con su resignación férrea, es acaso el personaje de Los santos inocentes que más nos concierne. Paco, el Bajo es la pregunta y cada uno de nosotros es la respuesta”.