Alegorías

Paula Comitre / Lorena Nogal

Danza

Duración 65 min
Precio de 4 a 21 euros

Dirección Paula Comitre
Artista en colaboración Lorena Nogal
Idea escénica, original y coreografía Paula Comitre y Lorena Nogal
Dirección musical Jesús Torres
Asesoramiento dramatúrgico Tanya Beyeler
Visión externa David Coria
Colaboración coreográfica en una pieza Eduardo Martínez
Diseño de iluminación Bernat Jansà
Diseño del espacio sonoro Gaspar Baker
Diseño de vestuario y confección Belén de la Quintana y Pilar Cordero
Co-producción Chaillot Teatro Nacional de la danza -Paula Comitre- Arte y Movimiento Producciones

Hay dos fronteras que definen Alegorías: la primera, la que separa realidad y ficción, es decir, vida y arte. El nuevo espectáculo que ha unido a las coreógrafas y bailarinas Paula Comitre y Lorena Nogal indaga en la dualidad del ser humano: nos aferramos a nuestra parte material y a la vez levantamos planos imaginados en los que surgen ideas y construcciones que cobran vida más allá de los límites naturales. La otra frontera es la que trata de separar sin éxito al flamenco y a la danza contemporánea. 

Premio Artista Revelación del Festival de Jerez y Giraldillo Revelación de la Bienal de Flamenco de Sevilla en 2020, Comitre (Sevilla, 1994) da un paso experimental en su segundo espectáculo, tras Cámara abierta, su debut en solitario. Alegorías es una propuesta especular en la que su esencia flamenca se hermana con los nuevos lenguajes de Nogal (Barcelona, 1984), creadora desde hace años en los espectáculos heterodoxos de La Veronal, una de las compañías  más creativas de la danza contemporánea actual en España, sin olvidar sus colaboraciones con formaciones como It Dansa, The Royal Danish Ballet, Beijing Dance Theater, Compañía Nacional de Danza, Gelabert- Azzopardi o Lanònima imperial. 

La unión de ambas creadoras en esta pieza, en la que colaboran Jesús Torres, Tanya Beyeler (El Conde de Torrefiel), David Coria y Eduardo Martínez, es en sí misma una alegoría: la de la belleza de la danza, sea cual sea su raíz.

Fotografía Alain Scherer