Perrate & Miguel Marín (Arbol) & Almaclara / Yeli-Yeli (Álvaro Romero y Pedro da Linha)

Música

Concierto clausura de temporada

Duración 120 min
Precio de 4 a 21 euros

Perrate & Miguel Marín (Arbol) & Almaclara
Cante Perrate
Electrónica y percusión Arbol (Miguel Marín)

Almaclara, sexteto de cuerda de mujeres
Violín I Inés Montero
Violín II Irene Fernández
Viola I Aglaya González
Viola II Ana García
Cello I Beatriz González Calderón
Cello II Carmen Fernández

Yeli Yeli
Voz Álvaro Romero
Espacio sonoro Pedro DaLinha
Percusión Esteban Perles
Diseño de luces Fernando López Olivas
Técnico de sonido Toni Martín
Productor ejecutivo Joan Vich, Ground Control

El Lope de Vega despide su temporada. Decimos hasta luego, pero lo hacemos con una fiesta musical con la que queremos acercarnos a las nuevas músicas que construyen la identidad sonora de Andalucía en una noche que, sin duda, dará que hablar a la que hemos invitado a dos encuentros de creadores en los que se hermanan el flamenco y la electrónica.

Con Perrate y Arbol, que abrirán la cita, se genera un universo envolvente, una travesía cargada de energía telúrica y misterio. El cantaor, miembro de una conocida saga flamenca de Utrera, y el músico sevillano, a quien la pasada temporada pudimos ver en directo en el espectáculo Set of sets con su nombre real, Miguel Marín, comparten escenario con el sexteto de cuerda femenino Almaclara. Juntos, dan forma a un mundo de bandas sonoras imaginarias, una inmersión sensorial con loops, sampleados, capas sonoras y ‘quejíos’ conmovedores.

El cierre será a cargo de Yeli Yeli, conjunción del cantaor gaditano afincado en Sevilla Álvaro Romero y el DJ y productor lisboeta Pedro DaLinha. Una voz impactante impregnada de compromiso ético aliada con una electrónica viajera y heredera de la vanguardia de Buraka Som Sistema. El espectáculo, estrenado en la Bienal de Flamenco de Sevilla en 2022, mira a América y África para reflexionar sobre la relación cultural entre las metrópolis y los territorios de ultramar y visita las raíces del fado o los tangos de la Niña de los Peines para llegar hasta los nuevos ritmos del kuduro progresivo.

Fotografías Pepe Zapata / Filipa Aurelio